EL CLUB BOLIVAR SE CARACTERIZO DESDE EL INICIO DE SU HISTORIA POR CONTAR CON MUY BUENOS JUGADORES Y DE ARMAR UN PLANTEL MAS QUE COMPETITIVO, SOBRE TODO BUSCABA JUGADORES DE GRAN CALIDAD TECNICA PARA DESENVOLVER EL JUEGO ELEGANTE, SOBRIO Y LIMPIO AL QUE NOS ACOSTUMBRÓ.
MARIO MENA
 
Fue el goleador de Bolivar en la década del 50. El tarijeño tambien integro las selecciones nacionales. Su oportunismo en el area rival y sus fuertes cabezazos lo caracterizaron en su época . Jugó al lado de Victor Agustin Ugarte , con quien formo un temible dupla. Por la corrección en el juego se ganó la admiración hasta de sus adversarios. Dejo el futbol en los inicios de la década del 60.
VICTOR AGUSTIN UGARTE
 

EL MAESTRO

Víctor Agustín Ugarte, nació el 5 de mayo de 1926, en la ciudad de Tupiza. La chiquillería de la escuela 7 de Noviembre, trataba de llenar el album deportivo y ganar el premio, pero mas que todo se complacía en coleccionar las figuritas de los grandes crack de Buenos Aires.

Con el estímulo de los dirigentes del futbol tupiceño, muchos de estos niños se entregaron con verdadera pasión a la práctica de este deporte, mas a Victor Agustín Ugarte que le gustó la camisola verde del club Huracan. Así pasaron los días hasta que se presentó en el club Bolivar de La Paz quién disputó con el combinado local; grande fué la emoción del público cuando el partido había alcanzado su punto culminante, cuando faltaban escasos minutos para el final y fué el mas grande crack Víctor Navarro, quién obtuvo el gol del triunfo, ganamos 1 a 0. Victor A. Ugarte con un estremecimiento que le hacía vibrar todas sus células, conteniendo un grito de júbilo interior y apretando los puños, sintió apoderarse de el, con fuerza avasalladora una sólida y firme desición: Se hará futbolista, el mas grande futbolista de Bolivia!

Una tarde de 1947 se fué a La Paz a integrar las filas del club Bolivar donde inició su actividad futbolística con mucha sacrificio y empeño. Ese mismo año fué incluído a la Selección Nacional para participar del Sudamericano de futbol en la ciudad de Guayaquil.

El año 1949sin duda alguna fué el año mas luminoso de su vida, en la plenitud de sus fuerzas contando apenas con 21 años de edad. El año 1957 participó de las eliminatorias del Campeonato del Mundo donde Bolivia disputó con Argentina y chile, donde sobre la base de su talento lo nombraron capitan de la Selección Nacional; fué un 6 de octubre histórico porque los muchachos habían escrito la página más gloriosa del futbol nacional al haber logrado la hazaña de ganarle por primera vez 2 a 0 a la poderosa selección Argentina; consagrándose por su notable actuación como "el maestro" del futbol boliviano.

En febrero de 1958, sobre la base de destacadas actuaciones en partidos internacionales, se concibió la oportunidad de cumplir su sueño, aquel que gritaba cuando niño "viva el gaucho de Boedo", se integró a las filas del equipo argentino San Lorenzo de Almagro, donde dió su paso triunfal siendo un eximio del futbol, de ahí su triunfal debut como titular de San Lorenzo, solo era para él la entrada a la mansión de las estrellas.

Victor Agustín Ugarte, ha sido uno de los mejores futbolistas del pais, falleció en la pobreza el 20 de marzo de 1995 en la ciudad de La Paz

RENE RADA CALDERON
 

Nació en Yani, Larecaja el 2 de octubre de 1939. Jugó en filas de Bolívar entre 1967 y 1974. Fue, sin lugar a dudas, uno de los futbolistas mejor dotados técnicamente en la historia del fútbol boliviano. Hábil para la gambeta y exquisito en las devoluciones de balón, jugó sus mejores jornadas en filas de 31 de Octubre. Bolívar echó la casa por la ventana para concretar su incorporación para la Libertadores.
El inolviddable René Fiero Rada, un jugador que recordaba las sutilezas de ugarte, fue uno de los mimados de la tribuna. Llego a Bolivar en 1968 y alegraba las tardes con sus gambetas, los toques elegantes y haciendo pasar el balon por medio de las piernas de sus adversarios. El mediocampista paceño que aprendio el arte de dominar el balón en el oratorio Domingo Savio era un experto lanzador de tiros libres y penales porque colocaba el balón con suavidad junto a los postes.

ERWIN ROMERO
 
El volante Erwin Romero tuvo una destacada actuación en Oriente Petrolero desde mediados del 70, ese desempeño le permitió ser fichado por Bolívar a principios del 80 y se caracterizó por una habilidad incomparable con el balón.
El volante fue un jugador capaz de definir partidos con excelentes habilitaciones a los atacantes o simplemente anotando goles de gran factura. Con un gran dominio de pelota, Romero hacía malabares frente a sus ocasionales marcadores. Era un endiablado de las gambetas y daba la impresión de que el balón nunca se desprendía de sus pies cuando lo llevaba.
Apodado El Maestro, porque su juego se asemejaba bastante al de Víctor Agustín Ugarte, Romero fue el hombre de sutil control de la pelota.
CARLOS ARAGONES
 
Carlos Aragonés Espinoza llegó a Bolívar en la década del 70, en una época en que su puesto —volante de creación— estaba copado por excelentes jugadores como Ovidio Messa y Edgar Góngora, entre los más talentosos con quienes alternó. El yacuibeño fue un jugador moderno para su época, porque combinó habilidad y efectividad ante la portería.
Rápidamente el volante se ganó la titularidad en el Bolívar de los mediados del 70 y su calidad futbolística trascendió hasta mostrarse en la Selección.
Se caracterizaba por el toque rápido, la precisión en los remates y un cabezazo certero. Vistió la casaca celeste después de jugar en Juventud Antoniana, de Salta. Siempre se caracterizó por ser un jugador serio, además de inteligente dentro y fuera de la cancha.
"Un equipo que recuerdo fué el que conformaban Tamaya, Jimenez, Reynaldo y Aguilar, al medio Borja, Gallo y mi persona". "Bolivar fué un paso trascendental en mi vida. Me dio la posibilidad de consagrarme en el futbol, maduré humanamente. Era la primera vez que salía de casa y encontre una acogida familiar positiva".
HERNÁN HUARANCA ARAMAYO
 
Nació en La Paz el 13 de julio de 1925. Jugó en filas de Bolívar entre 1950 y 1960. Fue campeón invicto en 1953, en un plantel que según la versión de los cronistas de entonces no necesitaba un técnico porque la Academia había logrado reunir a los mejores jugadores del momento. Ocupaba la función de marcador izquierdo y es uno de quienes puede jactarse de haber jugado al lado de Ugarte.
ABDUL ARAMAYO MENDIZABAL
 

Nació en Tarija el 4 de septiembre 1934. Jugó en Bolívar entre 1965 y 1967, y luego se dedicó a formar jugadores para la Academia. Fue uno de los campeones sudamericanos en 1963 y sus mejores jornadas las tuvo defendiendo la casaca de Chaco Petrolero. Era un puntero de gambeta endiablada, rápido y contundente; le gustaba llegar hasta la línea de fondo para lanzar el pase-gol. Jugaba para el equipo.
"...ESTARE EN BOLIVAR HASTA LA MUERTE..." una de sus tantas frases hacia el club que ama, le dio trabajo, esfuerzo y mucho corazón a la academia en su epoca de jugador y aun lo sigue haciendo como director tecnico de la academia.

ERWIN SANCHEZ
 
El cañonero celeste se incorporó al plantel en 1989, luego de constituirse en el líder del famoso trío del club Destroyers, conformado por Marco Etcheverry, Mauricio Ramos y Erwin Sánchez.
El cruceño combinada habilidad y picardía sudamericana con potencia y fuerza europea. Muy práctico y veloz en el momento de ir al ataque y preciso cuando se trataba de definir frente al arco.
Contaba con la virtud de tener un fortísimo remate, que en innumerables ocasiones le permitió anotar goles, sobre todo de tiro libre. No era muy generoso en su despliegue físico, pero compensaba con un buen accionar de juego de conjunto a través de las habilitaciones. Su desempeño sólo le permitió jugar dos temporadas en Bolívar, porque luego fue el primer futbolista boliviano en ser transferido a Europa, se fue al Benfica portugués.
MARCO A. ETCHEVERRY
 
Luego de Erwin Romero, Marco Antonio Etcheverry fue el jugador más habilidoso y explosivo en la época liguera de Bolívar. No sólo suplió la partida de Erwin Sánchez al fútbol portugués, sino que lo superó con el aporte técnico y los resultados futbolísticos que alcanzó. Por su endiablada gambeta ante los rivales, el periodismo nacional lo bautizó como Diablo, apodo que nunca le gustó, pero tampoco lo rechazó. Desde su debut con la casaca celeste se convirtió sin mayores obstáculos en el eje del equipo celeste. Hábil, veloz e inteligente, el cruceño dejaba a uno, dos y tres rivales en el camino, para luego ceder un pase gol o sencillamente anotar.
En los años que estuvo en Bolívar impuso su habilidad y calidad especial. Su actuación en la Academia le permitió ser el abanderado en las eliminatorias de 1993.
CARLOS BORJA
 

Nació en Cochabamba el 25 de diciembre de 1960. Jugó en filas celestes entre 1977-1997.
Es uno de los símbolos de Bolívar y uno de los jugadores más disciplinados. Se inició como puntero derecho y luego se lució como mediocampista; bien dotado técnicamente, se conocía a la perfección los tiempos para el quite, rápido para el contragolpe y de remate temible. Fue al Mundial de Estados Unidos en 1994.
Borja es el único jugador que estuvo en los 11 de los 12 títulos que Bolívar logró y participó en 14 versiones de la Copa Libertadores de América.
El ex capitán considera que los celestes siempre tuvieron desde hace años la tradición de ser primeros en todo sentido. Destaca la tarea de los dirigentes de la talla de Mario Mercado, a quien considera como el principal pilar y base de éxitos que lograron los celestes.
“Toda mi vida futbolística, toda mi juventud la pasé en Bolívar. Seguí en el club, primero porque estaba cómodo, además de que siempre me sentí bien en La Paz y luego porque don Mario Mercado me declaró intransferible pese a las ofertas que hubo”, recuerda el ex capitán celeste.

RAMIRO CASTILLO
 
Su transferencia de The Strongest a Bolívar fue una de las más bulladas en la historia liguera, debido a que fue un símbolo para los atigrados. Pese a que fueron pocos los meses que actuó con la casaca celeste, dejó su sello de habilidad particular y visión de juego.
Acostumbrado a arrancar desde tres cuartos de cancha hacia adelante, el popular Chocolatín demostró ser el maestro del dribling en espacio corto y no defraudó cuando asumió el papel de gran líder por el sector derecho.
Castillo poseía una exquisita técnica y una gran entrega física, pese a tener un físico delgado. Fue uno de los grandes protagonistas para que los celestes alcanzaran el título en la temporada 1997. Fuera de la cancha marcó diferencia al tratarse de un persona inteligente, gran lector y muy estudioso.
JULIO CESAR BALDIVIESO
 
Un jugador carismático dentro y fuera del campo de juego. Julio Baldivieso fue un verdadero líder e ídolo en la Academia. Su fuerte temperamento y personalidad, más el talento futbolístico que tiene, le permitió constituirse en uno de los referentes del equipo.
Fue uno de los mejores lanzadores en el mediocampo. Capaz de enviar un pase preciso al compañero desde más de 40 metros. No es generoso en su despliegue físico, pero es bastante hábil. Como afirmó el español Xabier Azkargorta: “Julio es de esos jugadores que ya tiene toda la jugada en mente, como una fotografía y sabe a quién ceder el balón para iniciar una acción de conjunto hacia el arco contrario”. Controversial fuera de la cancha por sus reiteradas travesuras personales, Baldivieso fue uno de los últimos clásicos 10 en el equipo de Tembladerani.
VLADIMIR SORIA CAMACHO
 

Nació en Cochabamba el 15 de julio de 1961. Jugó en Bolívar entre 1985 y 2000. El actual técnico de Bolívar hizo sus primeras armas en Wilstermann y es recordado como uno de los mejores volantes de contención de todos los tiempos. De buen dominio de balón, sobresalió nítidamente por su fervor físico, capaz de jugar hasta dos partidos por día. Es otro de los futbolistas que Azkargorta llevó al Mundial de 1994.

..."el equipo del que fui parte?....son muchos los excelentes equipos que conformé. El 93 estaba Etcheverry, Baldivieso, López, Borja. No es por vanagloriarse, pero Bolivar siempre conformó planteles que fueron protagonistas. El club es prácticamente mi vida. Me dio la oportunidad de mostrarme y creo que también le retribuí con trabajo.


Tanto le dio a Bolivar este excelente jugador, que paso de jugador a Director Tecnico siendo en este cargo tambien muy exitoso consiguiendo con el plantel 2004 un subcampeonato en un torneo de clubes a nivel sudamerica.

MARCO ANTONIO SANDY
 
Nació en Cochabamba el 29 de abril de 1971. Milita en Bolívar desde 1990. Juega como marcador central y su constancia y profesionalismo lo ubican en el cuadro de honor de jugadores que más partidos internacionales jugó vistiendo la casaca de la Selección y Bolívar. Aguerrido, con don de manos y temible por sus cabezazos en el área rival, es en este momento uno de los grandes referentes que tiene el fútbol nacional.
Uno de los actuales referentes del fútbol boliviano y del club Bolívar en particular es el zaguero Marco Antonio Sandy, quien se constituye en el jugador de mayor regularidad de los últimos años, tras las partidas de Carlos Borja y Vladimir Soria, el actual entrenador del equipo.
El zaguero es el único jugador mundialista de Estados Unidos 1994 que se desempeña de manera continua y disciplinada en el plantel. Sandy está en el club desde 1991 y a lo largo de este tiempo siempre se caracterizó por dos aspectos esenciales: la disciplina que mostró de manera constante y la garra que demuestra dentro de la cancha.
Con relación a la disputa del cotejo número 1.000 de Bolívar en la historia liguera, el zaguero piensa que es un partido especial para el club, aunque para los jugadores todos los partidos son especiales, porque en cada uno se escribe una nueva historia.
JOAQUIN BOTERO
 
Joaquín Botero, participo del cotejo 1.000 que los celestes ganaron frente a Guabirá.
“Para quienes juegamos ese partido creo que fué muy interesante, porque se trata de una cantidad de cotejos a las que no siempre llegan los equipos nacionales. lo más importante era ganar ya que no todos los dias se juega un partido de estas caracteristicas”, destacó el delantero.
El año 2002 Botero impuso una cifra récord en el fútbol mundial, cuando anotó 49 goles en una sola temporada, cantidad que le significó consagrarse como el máximo goleador mundial en actividad.
Botero jugó en Bolívar cuatro temporadas y desde hace dos años, junto al pandino Gatty Ribeiro, es una de las principales figuras en filas celestes.
El paceño es uno de los delanteros más rápidos del fútbol boliviano, además de hábil, es generoso en su despliegue físico. No es amigo de hablar ante los medios de prensa, pero sí lo hace mediante los goles que anota.
En los años que defiende la casaca celeste, el goleador asciende en la tabla histórica de los goleadores ligueros.
DANNER PACHI BOZO
 
Nació en Santa Rosa del Mapiri, La Paz el 1 de enero de 1984. Juega desde los 10 años en Bolívar. Es el jugador polivalente moderno que se adapta a cualquier posición. Se ganó un puesto en el equipo titular gracias a su dedicación. Su nivel técnico va en ascenso constante y camina a ser uno de los referentes de la Academia. Su gran despliegue físico es una de sus mejores virtudes